Iniciar sesión

Nombre de usuario *
Contraseña *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre *
Nombre de usuario *
Contraseña *
Verificar contraseña *
Correo electrónico *
Verificar correo electrónico *
Captcha *
Yzg2NjQ4OWU5YTVjNDFkN2VlYjA5OTJiNDFhYzJkZTIxNjY5NTI3ODQ3
Recargar Captcha

RECONOCER LAS AVERÍAS DE LOS INYECTORES

Los inyectores están presentes en los autos de combustión interna sustituyendo a la carburación. estos aseguran una combustión precisa y eficiente, pero al mismo tiempo, son fuente de averías y problemas si no se respetan los mantenimientos, especialmente en vehículos diésel.

 

 Inyectores 02

Los inyectores son los encargados de introducir en la cámara de combustión la cantidad precisa de combustible para que ésta ocurra de forma correcta. Con el tiempo, en los inyectores se acumula sucio debido a cambios bruscos de temperatura, porque a través de ellos pasan miles de litros de carburante, especialmente si se hace el cauteloso mantenimiento del filtro de combustible.

Funcionan constantemente mientras el motor está encendido. Pueden durar miles de kilómetros pero son consumibles. Los depósitos de sucio acaban provocando descompensación en la forma en que el combustible es pulverizado y obstruyen su fluidez hacia la cámara de combustión, lo que provoca anomalías en su funcionamiento. Estas fallas son fácilmente perceptibles.

 

Inyectores 03

1) JUSTO pero débil. 2) MALO patrón de pulverización dividida. 3) MALO patrón de pulverización dividida. 4) MALO chorro en el lado izquierdo. 5) BUENO. 6) MALAS plumas en la parte superior del aerosol.

 

SÍNTOMAS DE AVERÍA DE LOS INYECTORES

El deterioro o sucio de los inyectores es gradual y para el conductor a veces, puede ser inapreciable. Es por ello que se recomienda aprender a escuchar el auto, y el mínimo cambio, alteración o sonido que éste o su motor hagan, para poder actuar en consecuencia. Detectar una pequeña avería puede salvarnos de un problema realmente serio en el vehículo.

1) Dificultad para arrancar el motor

Un inyector averiado puede impedir el normal arranque del motor. Durante el arranque el motor retiembla y puede que incluso se cale. Por otra parte, un arranque en frío puede ser causado por una batería en mal estado, o en los autos diésel, puede ser producto de unos calentadores cansados y pendientes de sustitución.

2) Tirones y pérdida de potencia o ralentí inestable

Es el síntoma más habitual de unos inyectores sucios o en mal estado. El ralentí inestable, especialmente en caliente, es uno de los más obvios. El motor incluso puede cabecear visiblemente, algo que a la larga causará problemas en los tacos del motor y otros elementos mecánicos. Este ralentí podría venir acompañado de una pérdida de potencia y tirones al acelerar. Estos tirones suelen ser más perceptibles con poca carga de acelerador y a bajas revoluciones. En ocasiones es complicado establecer un “patrón” para el fallo, pues incluso podría ser intermitente.

3) Olores y humo excesivo

Un olor extraño y humo excesivo, pueden ser causados por mala combustión, y ésta debido a fallas de los inyectores. El olor no es el típico de aceite o anticongelante quemado, sino más “alquitranado”. Si un inyector queda abierto más tiempo de la cuenta o gotea, los restos de combustible no se quemarán adecuadamente y el auto emitirá un denso humo grisáceo, que debe ser atendido porque puede dañar gravemente el filtro de partículas.

4) Aumento del consumo de combustible

Para poder detectar este incremento, deberíamos comparar el consumo habitual con el que se está registrando, para lo que se recomienda aplicaciones como “Spritmonitor” o “Fuelio”. Un aumento del consumo suele ser indicativo de que existe un problema en el auto.

Para evitar el daño de los inyectores o extender su vida útil, se debe ser pulcro y puntual con la sustitución de los filtros de combustible. Igualmente, mantener el sistema de inyectores limpio, evitando por ejemplo, abastecerse de combustible, inmediatamente después que el camión acabe de surtir la gasolinera.

Las 4 reglas fundamentales para evitar averías en los inyectores:

1) Vigila el filtro del gasoil: Revisar y sustituir los filtros de combustible debe ser tarea importante y constante, como cualquier otro mantenimiento.

2) Evita conducir a bajas revoluciones: Conducir a bajas revoluciones o exigir potencia con el motor frío suponen un esfuerzo innecesario y grave para tu motor.

3) La temperatura del motor es importante: Respetar la temperatura del propulsor es fundamental para su vida útil. En los inyectores es también crucial ya que las bajas temperaturas provocan combustiones poco eficientes que generan mayor cantidad de impurezas y residuos que dañan el motor.

4) Limpiadores milagro no existen: Un limpia-inyectores puede solucionar un problema de inyectores sucios, pero no reparará uno en mal estado. Lo ideal es hacer una limpieza anual o bi-anual, especialmente a los autos viejos, lo cual ayudará a mantener el sistema en condiciones.

Un problema de inyectores puede ser evasivo y difícil de detectar. Aunque algunos síntomas puedan ser más o menos obvios, solo un especialista podrá darnos una respuesta certera. Mediante un escáner OBD puede comprobarse que los inyectores estén pulverizando la cantidad adecuada de combustible. Pero este sencillo análisis no puede hablarnos de sus retornos o su estanqueidad. Para ello, tendrán que ser desmontados y comprobados cuidadosamente por un mecánico que analizará su comportamiento (mediante un carísimo y complejo equipamiento de análisis) y medirá de forma precisa sus parámetros de funcionamiento.

Si un inyector está en mal estado, puede ser reemplazado por uno de intercambio o reconstruido. Esto puede oscilar entre 150 y 250 euros en un auto diésel commonrail, mientras que un inyector nuevo casi siempre estará por encima de los 250 euros.

Última modificación el Miércoles, 02 Noviembre 2022 09:39

Dejar un comentario

Asegúrese de ingresar toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). El código HTML no está permitido.