Iniciar sesión

Nombre de usuario *
Contraseña *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre *
Nombre de usuario *
Contraseña *
Verificar contraseña *
Correo electrónico *
Verificar correo electrónico *
Captcha *
ZTFkZjYxOTAxNTRmNThhNDhiZWMzNWY2NzY0YzQ4MzExNzE5MTIyNTY1
Recargar Captcha

Todos los botones físicos del volante de Audi Q4 e-tron se sustituyen por pantallas táctiles que permiten realizar hasta 18 funciones diferentes al conductor y que aprende de sus hábitos para configurarse automáticamente.

 

Audi se enorgullece en presentar una evolución de sus volantes, los cuales son un excelente timón que permiten una precisión milimétrica a la hora de afrontar una sección de curvas y que con mínimos movimientos de muñeca se consigue dirigir cualquiera de sus vehículos por cualquier terreno, incluso a altas velocidades.

El Audi Q4 e-tron (y en el Q4 e-tron Sportback), el segundo SUV eléctrico del fabricante alemán cuyo interior es espacioso y tiene un diseño minimalista. Su salpicadero integra dos pantallas y cuenta con un volante con superficies táctiles que sirven al conductor para controlar la instrumentación digital. El sistema de infotainment y la navegación se manejan principalmente desde la pantalla táctil central del MMI, que estará disponible en una versión de 11,6 pulgadas.

Su volante es completamente vanguardista, en el que se han suprimido todos los botones físicos para sustituirlos por pantallas que permitirán la lectura digital de la instrumentación. Su ubicación está justo 7,5 milímetros hacia arriba respecto a su centro geométrico “Axial Offset”, según lo denomina Audi, para facilitar la entrada y la salida del conductor al vehículo.

 

VOLANTE TACTIL 01

 

Este volante del Q4 es único, ya que desaparece toda la botonería física en favor de pantalla táctiles configurables, integradas en los radios del volante y sus funciones aparecen y desaparecen en función de los deseos y costumbres del conductor. Cuenta con 18 funciones diferentes que quedan al alcance de los dedos del conductor sin que tenga que separar las manos del volante. Cuando no hay funciones disponibles, las pantallas se oscurecen camuflageándose con el resto del tablero. Mediante un sistema de aprendizaje, el auto será capaz de detectar las funciones más utilizadas en cada momento para hacerlas accesibles.

Estructura interior del volante El volante dispone de un sistema capacitivo embebido en un aro que tiene entre 30 y 36 milímetros de espesor y que está forrado con una doble capa de espuma. Es capaz de detectar la posición y la presión que las manos ejercen sobre él.

Las pequeñas elevaciones entre las superficies táctiles permiten distinguir una de otra mediante el tacto. Para poner en marcha la función, es necesario hacer fuerza sobre ella y recibir una respuesta háptica. Es la misma tecnología que el MMI touch tiene en la consola central. Una placa que se acciona a través de un punto de presión específico reconoce la posición del dedo emitiendo un sonido de clic mecánico. Así se orienta el conductor intuitivamente solo con el sentido del tacto. Además de estos gestos táctiles, también hay gestos de deslizamiento, por ejemplo, para desplazarse por las listas de menús en la navegación.

 

VOLANTE TACTIL 04

Última modificación el Domingo, 25 Septiembre 2022 10:05

4861 comentarios

Dejar un comentario

Asegúrese de ingresar toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). El código HTML no está permitido.